Hola amig@s:

Seguramente habréis oído hablar más de una vez de los medicamentos bioreguladores y la homeopatía pero somos conscientes de que el nivel de información sobre estos medicamentos es más bien bajo en términos generales.

Por eso hoy he decidido escribir este post que trata de aclarar de forma muy esquemática qué son y para que se utilizan este tipo de medicamentos.

Los medicamentos biorreguladores se componen de principios activos de origen vegetal y mineral, en microdosis, equivalentes a las que se encuentran en el sistema inmunitario, lo que favorece los mecanismos de recuperación naturales del organismo, sin perjudicarlo.

Una de sus principales ventajas es que se pueden administrar de una manera muy sencilla, eficaz y segura haciendo más fácil y llevadero su toma en el caso de los niños.

Los medicamentos homeopáticos están indicados en todos los síntomas de trastornos nerviosos, como ansiedad, intranquilidad, irritabilidad, estrés, insomnio, agitación, estados de desaliento, desánimo, tendencia al llanto, hiperactividad en los niños, sobrecarga emocional, disminución de la memoria, menopausia, agotamiento nervioso, etc.

En definitiva, los tratamientos con medicina complementaria, evitan los efectos secundarios de los fármacos convencionales, las interacciones (en pacientes que están tomando otros tratamientos) y de forma natural permiten recuperar el equilibrio de nuestro organismo.

Controlar la ansiedad sin efectos Secundarios

La homeopatía y los medicamentos biorreguladores o homeopáticos compuestos constituyen una buena opción terapéutica para controlar la ansiedad y el estrés siendo también recomendado su uso para controlar la ansiedad como paso previo a los psicofármacos.

¿Qué hace la homeopatía?

Los medicamentos homeopáticos persiguen que el propio organismo se autoregule y que así, poco a poco, el sujeto vaya cambiando la actitud. En definitiva, se basa en restablecer el equilibrio para que las personas afectadas tengan pensamientos positivos y valoren el daño sufrido como un aprendizaje. 

De hecho, el tratamiento con homeopatía puede llegar a disminuir el tratamiento farmacológico poco a poco y, en algunos casos, eliminarlo.

Por ejemplo, un ensayo clínico de 2009 comparó el medicamento homeopático compuesto Nervoheel N con los de la benzodiacepina lorazepam en 248 pacientes con síntomas nerviosos menores, tales como insomnio, angustia, ansiedad, inquietud o agotamiento y afecciones nerviosas similares.

Esperamos que este pot os resulte útil y os recordamos que en nuestra farmacia tenéis a vuestra disposición toda la homeopatía y los medicamentos bioreguladores que necesitan tu salud y la de tus seres más queridos.