Última campanada, y último cigarrillo. Los beneficios para el bienestar de la persona que deja de fumar se notan desde el momento en que se da la última calada.
Dejar de fumar es el mejor propósito para el nuevo año. En cuanto se apaga el último cigarro se reduce a la mitad el nivel de nicotina en sangre. A las ocho horas de haber dado la última calada los niveles de oxígeno se normalizan, y a partir de las primeras 24 horas se produce la eliminación total del monóxido de carbono en sangre, los pulmones comienzan a eliminar moco y restos.
A las 48 horas ya no se tiene nicotina en el cuerpo. Mejora el gusto y el olfato. A las 72 horas resulta más fácil respirar. Entre las dos primeras semanas y el tercer mes de haber dejado el hábito mejora la circulación, y entre el primer y el tercer mes, la tos, la fatiga y los problemas respiratorios disminuyen, puesto que el funcionamiento de los pulmones aumenta hasta el 30%.
A partir del primer año se reduce a la mitad el riesgo de infarto. A los cinco años el riesgo de morir por enfermedad pulmonar se reduce a la mitad, y a los diez años el riesgo de morir de cáncer de pulmón es similar al de los no fumadores.

¿Por qué fumamos?
Existe una dependencia física a la nicotina, es decir, el fumador es adicto a esta sustancia y, cuando le falta la cantidad diaria, su organismo reacciona, apareciendo el “síndrome de abstinencia”. Existe también una dependencia psicológica y social, puesto que el hábito forma parte de las actividades cotidianas.
En último lugar, fumar es un hábito mecánico y automático. Un cigarrillo contiene más de 600 productos tóxicos como monóxido de carbono, acetona, naftalina, disolventes, cianuro e incluso algún elemento radioactivo.
El primer paso para dejar de fumar es estar absolutamente convencido de querer abandonar el tabaco y para ello, hay que tener un PORQUÉ.
Debemos encontrar nuestro motivo personal y recordarlo cada vez que nos entren ganes de fumarnos un cigarro. Estas son algunas de las razones por las que los fumadores abandonan el hábito:
• Ser libre, dejar de ser dependiente.
• Evitar el envejecimiento de la piel.
• Respirar mejor.
• Recuperar el gusto y el olfato.
• Ahorrar dinero.
• Decir adiós al color amarillo en dientes y dedos.
• Evitar el mal aliento.
• Recuperar capacidad física.
• Prevenir enfermedades.
• Vivir más durante más tiempo y mejor.

CONSEJO FARMACÉUTICO:
Pregunta en nuestra farmacia, ofrecemos servicios de deshabituación tabáquica.
Somos profesionales de la salud, podemos informarte de los riesgos asociados al consumo de tabaco. También podemos ayudarte a analizar los motivos por los que fumas y a diseñar un plan personalizado para dejar de fumar.
Si inicias un tratamiento de deshabituación tabáquica, nosotros realizaremos un seguimiento durante el tiempo que dure el proceso, apoyándote y aclarando las dudas que puedan surgir. En caso de recaída, te ayudaremos a iniciar de nuevo el procedimiento.

Medicamentos para dejar de fumar.
Fármacos sin receta médica: Parches (se colocan en la piel); chicles (se mastican para liberar nicotina); comprimidos (parecidos a caramelos duros); y sprays bucales de nicotina.
Medicamentos que requieren seguimiento médico por sus indicaciones, contraindicaciones y efectos adversos: bupropión, que ayuda a reducir el síndrome de abstinencia y la necesidad de fumar; y vareniclina, que alivia el síndrome de abstinencia y bloquea los efectos de la nicotina si el usuario comienza a fumar de nuevo.

BUENOS PROPÓSITOS
El comienzo de año suele ir acompañado de buenos propósitos, pequeños retos que nos proponemos para mejorar aspectos de nuestra salud y nuestro bienestar.
Además de evitar los tóxicos como el tabaco, el alcohol, las drogas… para mejorar la salud hay que intentar, en la medida de lo posible:
 * Comer mejor: Una alimentación equilibrada ayuda a mantenerse más sano y a sentirse mejor.
* Hacer deporte: Hay que dedicar, al menos, 30 minutos diarios al ejercicio físico para cuidar la salud.
 * Combatir el estrés: Hay que intentar evitar las situaciones estresantes del día a día y potenciar las actividades que producen calma y bienestar.
 * Dedicarse al menos 30 minutos a uno mismo: leer, salir a pasear…
 * Mantener una red social sana de familiares, amigos, compañeros y vecinos para vivir mejor.